Archivo categoría Socialistas traidores a la clase obrera

Equidad no derivaba de equino

«Hay que repartir con la mayor equidad posible los costes de la crisis». Equidad matemática la que aplican: CRISIS/40.000.000. Se está pagando la crisis descontándosela a los trabajadores, a los parados, etc. Mientras tanto los empresarios, banqueros y especuladores siguen festejando ganancias millonarias y anunciando EREs a precio de saldo.

Equidad no viene de equino, pero pagamos como burros esta crisis de caballo.

No hay Comentarios

El tocino y la velocidad

El gobierno psocialista tomó hace unos meses una medida progresista: rebajar la velocidad máxima de 120km/h a 110km/h. Entre todas las medidas que está tomando (que se ocupan principalmente de atacar directamente al bolsillo de los residentes en España, y siempre de forma injusta puesto que expolian mas a quienes menos tienen y mas trabajan) ésta es la mas justa, puesto que se aplica a todos por igual, no es un impuesto ni se le cobra extra a nadie (las multas son otra historia), ni recorta ningún derecho, la circulación sigue estando garantizada. Es una forma de que todos los residentes en España arrimen el hombro, de forma directa y activa, con la actitud y no con la cartera. Por decirlo de una manera pomposa: Es el momento de demostrar el patriotismo bien entendido, si acaso existe. A mayores, teóricamente reduciría la siniestralidad y la contaminación.

Ya he dicho anteriormente que tuve mis dudas sobre esta medida. Pensé que sólo serviría para aumentar la recaudación de las multas de tráfico. Pero por lo visto no ha sido así, y en efecto se ha reducido el consumo de combustible en un 5,8% en dos meses, 2,1 millones de barriles de petróleo, lo que es un dato excelente, y mas en un país netamente importador. Entonces, ¿qué motivos tiene el gobierno para no convertir la medida en permanente? Que una de esas agencias internacionales de la que nunca o casi nunca oímos hablar, decida liberar unos millones de barriles de petróleo para que el combustible baje de precio, ¿por qué tiene que significar que las medidas de ahorro se eliminen? Ya que nos bajan los salarios, nos quitan los derechos, y nos aumentan los impuestos, todo por hacer felices a los mercados, ¿por qué no aprovechar la suma de ambas circunstancias: reducción de consumo y aumento de oferta? ¿O es que ya se acabó la crisis?

El PsoE ha tomado esta medida de izquierdas con mucha timidez, aclarando que era temporal, en claro contraste con la firmeza y valentía de cartón piedra que demuestra cuando baja los salarios o quita las ayudas a los desempleados para contentar a «los mercados» o a ese organismo internacional que lleva décadas llevando países enteros a la quiebra. Ahora se verá si la mantiene o la retira cobardemente (y ni siquiera hablamos de que la conviertan en ley, que es lo que corresponde).

(edito porque sigo leyendo el periódico, y enervándome)

Mientras tanto, nueva alegría del gobierno: aumentar los impuestos al gasóleo, o sea, nuevos impuestos indirectos e injustos. ¿La excusa? que la contaminación mata a 16.000 personas al año. Al margen de que da la impresión de que quieren eliminar todas las causas de muerte, hasta que querrán eliminar hasta la vejez, decir que los conductores de coches de gasóleo matan a miles de personas y luego ponerles un impuesto por eso, es totalmente hipócrita. Sólo es una medida recaudatoria, más impuestos indirectos que penalizan a los que menos tienen. Medidas de derechas, muy de derechas, totalmente injustas, como cobrar peajes en las ciudades: que los ricos tengan vehículo, que los ricos circulen por Madrid, y el resto que se quede en casa. Y por supuesto, les quitamos las restricciones de velocidad, ya que se compran coches de decenas de miles de euros que alcanzan velocidades de vértigo, no vamos a aguarles la fiesta.

(y vuelvo a editar, pues se ha resuelto)

Y ha valido mas la cobardía del gobierno, que no ha sido capaz de mantener la única medida progresista que ha sido capaz de tomar durante esta crisis. Populismo berreta, no quieren arriesgar el voto de los dueños de volvos, mercedes, audis, etc. Pero reclamarán el «voto útil» a los que quieren ver menos accidentes, menos contaminación, y que la crisis la paguen los que la provocaron.

No hay Comentarios

Sobre los salarios y la productividad

El presidente de la CEOE dice que ligar los salarios a la inflación es una «antigualla». Podría soltar una retahíla de insultos, porque cuando leo tantas bravuconadas juntas me enervo un poco. Me indigna que con su clasismo recalcitrante nos tome por estúpidos, tergiversando, simplificando y mintiendo.

Nadie les impide a las empresas ligar los salarios a la productividad. De hecho, muchas empresas lo hacen, dando incentivos salariales. Pero el salario del trabajador, en primer lugar, tiene que ser intocable, y en segundo lugar, tiene que variar con la inflación porque el valor del dinero no es constante, y éso lo saben muy bien todos los especuladores que proponen estas medidas. Si los salarios se mantienen constantes en el número, en la cantidad, entonces pierden en su valor. Y es que no veo a esos mismos empresarios proponiendo que las hipotecas se mantengan constantes. La trampa de los empresarios, en la que caen con demasiada facilidad muchos asalariados, es que pudiendo manipular los salarios, lo harán siempre a la baja, porque al fin y al cabo serán los empresarios los que valoren «la productividad».

Luego dice que el coste del despido no es el leitmotiv de la patronal, pero lo dice después de haberlo reducido a un nivel ridículo, y de estar presionando para eliminarlo definitivamente.

Si quieren ligar los salarios de los trabajadores a algo, que sea a los salarios de los directivos y a las ganancias de las empresas, y retroactivamente, que empiecen a repartir las pingües ganancias que han tenido durante todos estos años de bonanza mientras mantenían los salarios de los trabajadores estancados. Pero tienen la cara de cemento, para salir en los periódicos resaltando lo bien que le va al Santander con la crisis, y Telefónica anuncia sus espectaculares beneficios al mismo tiempo que la destrucción de 8500 puestos de trabajo.

 

1 Comentario

Ese castillo de naipes llamado Reforma Laboral

El año pasado gobierno, patronal y sindicatos sacaron adelante la reforma laboral, en la cual cercenaron los derechos de los trabajadores desde distintos ángulos, y entre otras cosas abarataron drásticamente el despido, no sólo reduciendo notablemente la indemnización que percibe el trabajador, sino subvencionándolo parcialmente, por lo que a los empresarios, ahora, el despido les sale aproximadamente un cuarto de lo que salía hace un año. Despedir es muy barato en España.

Pero hoy leemos en uno de los periódicos oficialistas que esa reforma, que es una puerta abierta de par en par a los empresarios, es «un corsé». Textualmente: »La reforma laboral imponía la creación, antes del próximo 18 de junio, de una especie de seguro frente al despido que aliviara costes para el empresario sin que el trabajador percibiera una menor compensación por perder su trabajo». Atención a los términos, porque dan la impresión de que con ese fondo los trabajadores no percibirían menos, pero en realidad la reforma acabó con los 45 días por despido improcedente, convirtiéndolos en 33, pero además permite que cualquier empresa que acredite mínimamente (sic) que ha tenido pérdidas durante 6 meses, que prevea que pueda tenerlas, o que se reduzcan sus ingresos, pueda despedir con sólo 20 días de forma procedente (otra aberración inmensa, porque los empresarios podrán justificar de cualquier manera las pérdidas, porque la responsabilidad es de los empresarios, y porque son éllos los que se quedan con las ganancias, y de esto se podría hablar mucho mas). Ese «fondo» que debían crear, debería servir para pagar 8 días de esos 20 al trabajador, con lo que el empresario pagaría 12 días (hace un año eran 45, pero el gobierno insiste en que no abarató el despido).

Y ahora resulta que la reforma es un «corsé» y que es muy caro. Pagar 12 días y aportar a un fondo que complete los 8 días restantes es muy caro para los empresarios. Y también lo será pagar sólo 12 días, y 10, y cualquier cosa que no sea despedir gratis. Y de hecho, una de las propuestas de los «expertos» que han redactado el informe, es abaratar aún mas el despido para pagar el fondo, y es que ya nadie habla de los 25 días que se ahorran los empresarios.

¿Y todo esto para qué? ¿se ha creado empleo? No. La reforma laboral del año pasado, y la actual reforma de los convenios, sirve única y exclusivamente para aumentar los beneficios de las empresas, a costa de pagar menos a los trabajadores directa e indirectamente. El problema de España no son los trabajadores, que trabajan más que en Alemania y Francia, el problema evidentemente es el empresariado incompetente pero no menos ambicioso, y el falso gobierno psocialista que los alimenta a costa de convertir a los trabajadores en carne de cañón.

Agregaré sin extenderme mucho que llamar «hucha del trabajador» a ese fondo es una expresión paternalista, subjetiva e indigna de un periódico que se pretende objetivo. Como también lo es hablar de la negociación fracasada, cuando fue firmada por el empresariado y por los sindicatos mayoritarios, y la vendieron como un éxito de la paz social.

No hay Comentarios

El Plan Renove de neumáticos y el impacto ambiental (una reflexión)

Acabo de leer en el periódico, que hoy se inaugura el «plan renove» de neumáticos. En aras de una «máxima eficiencia energética», se financiará 20 € por cada neumático cambiado, pero sólo si se cambian los cuatro neumáticos.

Ahora bien: cualquiera que haya cambiado los neumáticos de su coche alguna vez, sabe que los del eje de tracción (es decir, los de adelante en casi todos los coches actuales) se desgastan mucho antes que los de atrás, que en el mismo período están casi como nuevos. Y por eso siempre se cambian dos neumáticos, y se rotan, poniendo los nuevos detrás y los de detrás, con muy poco desgaste, adelante. Así, casi todos los conductores ya estábamos aplicando un «plan de eficiencia energética», sin plantearlo como tal y sin subvenciones.

Con la nueva medida, los conductores correrán a cambiar los 4 neumáticos directamente, ahorrándose 80€, es decir, aproximadamente el precio de dos neumáticos. En resumen: El Estado no financia el cambio de dos neumáticos que deben ser cambiados, sino el de dos neumáticos nuevos, provocando así que se envíen al vertedero elementos que aún están en perfectas condiciones de uso, y trasladando directamente ese dinero público a empresas privadas (los fabricantes de neumáticos). Éso, desde mi punto de vista, no es ningún plan de eficiencia energética sino todo lo contrario.

En el caso de la reducción de la velocidad máxima a 110km/h, he cambiado de opinión. Al principio me pareció negativo, pero ahora sí creo que es una medida positiva, y que debería mantenerse. Aún mas: debe hacerse permanente, debe reducirse también la velocidad máxima en zonas urbanas, reservando los 50km/h para las avenidas (en muchas de ellas ahora se circula a mucho mas velocidad, y no se controla), y debería planificarse de una vez por todas la reducción de la potencia en los vehículos nuevos.

Pero en este nuevo plan no creo que cambie de opinión. Para empezar, seré (otra vez) uno de los que no se beneficien de las ayudas por tener un vehículo pequeño que no necesita cambiar las 4 ruedas. Sí se beneficiarán los que tengan vehículos 4×4 (usualmente gente de rentas altas), verdaderos titanes  del consumo innecesario de energía y del impacto ambiental. Otra vez, sólo puedo concluir que el gobierno legista para los de siempre. Y en el caso del gobierno psocialista, peor: legisla a traición.

1 Comentario

A %d blogueros les gusta esto: