Instalar Debian GNU/Linux (II)

Una vez que hemos descargado el cd de instalación, tendremos que organizar el espacio en nuestro disco duro para instalar el nuevo sistema.

Posiblemente ya estés usando otro sistema operativo, como windows. Si no tienes espacio vacío en el disco duro, tendrás que redimensionar la partición de windows. Puedes hacerlo por las malas: eliminas la particion de windows y todo su contenido y creas una mas pequeña donde lo vuelves a instalar, o puedes usar un programa para redimensionar la partición sin perder datos; para eso el programa mas usado es el Partition Magic. En ambos casos, deberás dejar suficiente espacio para crear las particiones de linux durante al instalación.

Nota importante: Puedes hacer con tu disco lo que te apetezca. Es tu responsabilidad. Debes ser consciente de que hacer todo esto puede provocar que se pierdan todos los datos del disco duro e incluso si te esfuerzas puede que el pc tenga que acabar en el servicio técnico, por lo que si quieres ir sobre seguro es mejor que hagas una copia de seguridad de tus datos o que directamente no toques nada. Si te haces responsable de tus acciones, que por otro lado son actividades típicas de administracion de un ordenador, entonces puedes seguir leyendo tranquilamente.

Sobre las particiones de linux ya he hablado antes, así que empezaremos la instalación.

Tras bootear el cd, automático, te pedirá que selecciones el idioma y la distribución de teclado. Quizás te sorprenda la cantidad de idiomas disponibles. Luego seguramente intente configurar la red por DHCP, esto es, configurarla automáticamente. Si tienes un router con servidor de dhcp, posiblemente funcione directamente y no tengas que hacer nada mas. Si no es el caso, dependerá de tu hardware. Nunca he usado un módem adsl usb, así que no puedo aconsejarte en este paso si es tu caso. Si usas un módem analógico (un verdadero modulador-demodulador), y es por puerto serie, lo podrás configurar durante la instalación. Lo óptimo (y mas habitual hoy en día) es que tengas un router con el que te conectas a internet, de ese modo solo debes configurar una dirección de red local en el ordenador.

Tras obtener el error de dhcp (si es el caso), selecciona “Configurar la red manualmente”. Deberás saber los datos correspondientes: dirección ip de tu ordenador, máscara de red, pasarela y servidores dns.

Luego viene el particionado del disco duro. Le puedes indicar que te guíe en el particionado del disco duro, o hacerlo manualmente. En el modo guiado te dará la opción de poner todo en la misma partición o usar distintas particiones. Las recomendaciones que da, en mi caso, se parecen bastante a las que propuse en el artículo “las particiones en linux”, pero como aquellas se basan mas en mis necesidades, he preferido hacerlo manualmente:
Primero he eliminado las particiones antiguas.
Luego creo la partición raíz, de 500mb, primaria. Al crear la partición el instalador propondrá el tipo de formato que tendrá y el punto de montaje. El formato ext3 es el recomendable, cámbialo solo si tienes un buen motivo para ello. El punto de montaje, si no te ha propuesto el correcto, cámbialo. El resto déjalo tal como está.
La partición de swap ya la tengo creada. Es de 1gb y está en el final del disco.
Linux, a diferencia de windows, puede tener hasta 4 particiones primarias. Yo he decidido hacer el resto de particiones lógicas. Del mismo modo que la raíz, creo la partición para /usr, para /var, para el /home y para /tmp.
Si bien permite establecer muchas opciones para cada partición, es algo complejo y también se pueden modificar luego, así que es mejor dejar el resto tal como está.

Cuando has terminado tienes que guardar los cambios. ATENCIÓN: Hasta este punto, puedes apagar y aquí no ha pasado nada. Si guardas los cambios, se escribe la tabla de particiones en el disco y lo que hayas tenido antes desaparecerá.

Luego te pedirá que introduzcas una clave de root (usuario administrador. ¡no la olvides!) y después crearás un usuario normal, el que uses habitualmente, y le pondrás una contraseña.
Tras eso se instala el sistema base.

Al acabar de instalar el sistema base, tienes dos opciones: conectarte a internet y seguir instalando cosas desde un servidor, o terminar ahí mismo la instalación. Si no tienes acceso a internet y haces esto, tendrás un sistema mínimo, sin entorno gráfico, aunque aún útil. Luego cuando puedas acceder a internet, tendrás que seguir instalando programas. Lo mejor es que, de ser posible, le permitas al instalador conectarse a internet y continuar con la instalación.

Cuando te solicite por la selección de programas a instalar, no seas vicioso. Deja seleccionado “sistema estandar” y “entorno de escritorio”. Si necesitas un servidor web, servidor de correo o bases de datos, entonces sabrás instalarlo después. Por el momento no necesitas descargar e instalar miles de programas que quizás ni siquiera ejecutes nunca.

Ahora dale tiempo. Tardará unos cuantos minutos (horas quizás. según tu conexión a internet), en descargar e instalar todo. No hará muchas preguntas. Principalmente, cuando te pregunte si quieres instalar el GRUB, a menos que sepas lo que haces, dile que si.

Al acabar la instalación se reiniciará el sistema, y voilá, linux al palo. Personalmente, yo cambio casi todo ese entorno, es cuestión de gustos. Lo importante es que tras la instalación tendrás un sistema completamente funcional, con entorno gráfico Gnome, navegador web, programas de correo, etc.

Ya hablaremos de como personalizarlo.

2 comentarios en “Instalar Debian GNU/Linux (II)”

  1. Dear Jackie & Rick;We were very saddened to hear of Nick,s passing. We are in Florida and regret not being able to attend the services. I had so many good times with Nick, playing baseball, softball, bowling, and having an occasio nal drink together. We will truly miss him. Our thoughts and prayers are with you and your family.Benny and Barbara

  2. Generally I don’t read article on blogs, however I wish to say that this write-up very compelled me to take a look at and do it! Your writing taste has been surprised me. Thank you, very nice post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *