Instalar Debian GNU/Linux (I)

Evidentemente, uno de los primeros pasos para usar linux es instalarlo. Si nunca lo has hecho, puede parecer algo terrible, pero en realidad no lo es mas que la instalación de otros sistemas (y el que haya instalado windows 3.11 que levante la mano). La instalación, además, variará según de qué distribución se trate.

Yo uso Debian, es lo que he usado siempre, y es lo que procederé a explicar.

La instalación puede hacerse completamente desde cd o dvd, o puede hacerse via web. Esto es: inicias la instalación con un sistema mínimo, contenido en un cd o incluso en disketes (esto último ya obsoleto y muy poco recomendable, a menos que no tengas otra opción), que luego se conecta a internet para continuar instalando el resto del sistema: entorno grafico, programas, etc.

Para descargar los cds pincha aquí. Si te decantas por esta opción, te recomiendo que uses la descarga por BitTorrent, que es rapidísima. Pero ten en cuenta que son muchos gigas.

Para descargar el cd mínimo, y luego instalar el resto por internet, pincha aqui. Mi recomendación es que descargues el cd etiquetado “netinst”, que ocupa unos 180mb. Hay otro mas pequeño, llamado “tarjeta de visita”, pero instala menos cosas de cd, y solo tiene sentido si quieres guardarlo en un cd muy pequeño.

Sin lugar a dudas, a menos que no dispongas de conexión a internet, lo mejor es la instalación con el cd mínimo. La distribución de Debian ocupa varios gigas, y tiene unos cuantos miles de programas, la mayoría de ellos que nunca usarás. ¿Para qué descargarlos? Solo significaría un desperdicio de tiempo, ancho de banda y discos que solo acabarán convirtiéndose en basura. Hagámosle un favor al planeta y no fabriquemos basura!.

Por si acaso: en los enlaces de descarga verás que están disponibles para varias arquitecturas. A menos que tu ordenador sea algo extraño, querrás descargar el “i386“, que es el correspondiente a los típicos pentium y amd de 32 bits.

Una vez que has descargado el cd mínimo, grábalo en un disco. Quizás prefieras usar un regrabable (cd-rw) porque solo lo usarás una vez.

El siguiente paso será administrar el espacio del disco.