El largo ovillo del 4F


Leer este artículo del Teleoperador me resulta muy, muy doloroso. Pero es necesario. En España, estado de derecho según dicen, los montajes policiales, las torturas y la connivencia del poder judicial están saliendo a flote constantemente. Y lo que ahora además admiten abiertamente, con la tranquilidad del que se cree totalmente impune: están encarcelando gente por aparecer en listas negras. Así como se lee con esa cara de “no puede ser, eso es cosa del pasado, de la dictadura“. La policía está yendo a buscar a sus casas a sindicalistas y acusándolos de desórdenes en las manifestaciones, y sólo los que pueden demostrar que no estaban donde se los acusa se libran de la cárcel. No hay para ellos ni siquiera libertad con fianza, van a la cárcel antes del juicio, antes de la investigación siquiera. Esto pone los pelos de punta, sencillamente porque es lo que quieren: gobernar con el terror.

El Teleoperador: Señoría

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: