Pulso al estado


“El que le echa un pulso al estado, pierde”, ha dicho Rubalcaba. Salvo los bancos y los especuladores inmobiliarios, está claro. Y no es que no pierdan, es que antes de tener que irse con el culo entre las patas del gobierno, los psocialistas les entregarán en bandeja las empresas públicas rentables.

Desde luego que la huelga general no fue un pulso. Se rieron de la ciudadanía en las calles.

Ése es el talante psocialista: Militarizar a personal civil para solucionar los entuertos que ellos mismos provocan con su incompetencia. Medidas de dictadura, puesto que no había una emergencia humanitaria que la justificase. No ha habido pérdidas más que económicas (ni siquiera materiales). Y no son ni una mínima fracción de las pérdidas que provocan los especuladores que el gobierno favorece un día sí y otro también.

¿La medida de privatizar AENA ha sido de emergencia? ¿Bajar los sueldos a los controladores no ha sido una exigencia para privatizar? Si esa bajada de sueldo es de hace meses, ¿no significa eso que la privatización no ha sido, como pretenden, una medida de urgencia, sino que lo tenían planeado desde hace tiempo?

No debo ser el único que crea que toda esta crisis la ha provocado el mismo gobierno, para justificar con esto la privatización de una empresa pública rentable.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: