Archivo Enero, 2010

Sykes en Coruña, Alfageme en Vilaxoan. Que no nos vendan la moto

En A Coruña la empresa de telemarketing “Sykes” amenaza con echar a la mitad de su plantilla, mientras contrata personal en Ponferrada, donde el gobierno regional esta subvencionando al sector.

¿Que que significa eso? Pues que de oca en oca, y tiro porque me toca. Las empresas siguen ganando, cobran de sus clientes y a los trabajadores les pagan con subvenciones publicas, un negocio redondo. Y cuando se acaba la subvencion, dejan en la calle a 200, 300, 600 familias o mas y se van a otro lado.

¿Y los gobiernos locales, autonomicos, nacional…? Pues no son capaces de articular ninguna estrategia mejor que darle dinero a los que mas tienen, mientras nuestra situacion se hace cada vez mas precaria.

La accion de las empresas y del gobierno nos indigna y nos rebela, aunque son los explotadores de siempre y no esperamos mas. La actitud de ciertos sindicatos, en cambio, es mucho mas sorprendente: “La empresa nos comunicó que ha habido una caída en las campañas y que tiene que reducir plantilla. Ya sabemos cómo es el sector del telemarketing, donde las campañas vienen y van, por lo que es inevitable que haya algún despido” (C.C.O.O., el sindicato que no es de izquierda ni es de clase). ¿Es que nacimos ayer? ¿Es que nacieron ayer? ¿Donde han estado estos años? ¿Saben algo de lo que estan hablando? ¿Trabajan por los trabajadores o por los empresarios?

Y en otro orden de cosas, o en el mismo quizas: Hoy se manifiestan las trabajadoras y trabajadores de Alfageme en Vilagarcia, para que los tejemanejes de los especuladores no pongan en peligro la subsistencia, no solo de cientos de familias que viven directamente de ello, sino de toda una comarca.

No hay Comentarios

Año nuevo

…vida… la de siempre. Con muchas propuestas. No estoy seguro de si lo bueno es hacer solo unas pocas, para concentrarse en ellas, o si hay que hacerse muchas, para que alguna caiga.
Y mas que propuestas, incertidumbres. Se viene un año raro, lleno de cambios. Tendré que tomar muchas decisiones difíciles. Si creyese en dios, le pediría que me oriente para tomar las correctas. Pero tengo que tomarlas yo solo, sin iluminación divina. ¿Debería hacerme creyente para cagarme en dios cuando me equivoque?

1 Comentario

A %d blogueros les gusta esto: