Archivo Abril, 2009

Sacco y Vanzetti

saccovanzetti2
Por Ben Shahn.

3 Comentarios

Il Bombarolo

Fabrizio De André

No hay Comentarios

4 millones de parados

Recibo una nota de prensa de la CGT sobre los resultados de la Encuesta de Población Activa: los parados se situarán en 4 millones y la tasa de desempleo en 17%.

Cito un par de párrafos, y el resto en el cuerpo del post:

“Los ERE autorizados en los meses de enero y febrero del 2009 se han incrementado en un 468% respecto al mismo período del 2008. Los trabajadores afectados por ERE en los meses de enero y febrero del 2009 han sido 124.998, suponiendo éstos el 84,4% de todos los afectados en los 12 meses de 2008 que ascendieron a 148.088 trabajadores.”

“Se destruye empleo porque el modelo de Relaciones Laborales imperante permite que los empresarios utilicen el contrato de obra o servicio y/o por circunstancias de la producción, que son temporales y el “reino del fraude en la contratación” de forma absolutamente masiva: de los casi 17 millones de contratos realizados en el 2008, 14,7 millones de contratos fueron temporales y de éstos el 87,4% tenían contratos bien de obra o servicio, bien por circunstancias de la producción.”

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

vuelta al tajo

Llevo un tiempo con la cabeza llena de boludeces, pero toca pasar página.
En el plano artístico, tengo tanto que dibujar y pintar que mas me valdría que me crezcan pinceles en los dedos.
Y por otro lado, quiero volver a la militancia, que la tengo abandonada. Lo recordé anoche en una linda discusión política que tuve con amigos en el bar. Y es verdad que bebiendo cerveza no cambiamos el mundo, pero será una discusión útil si el día siguiente no nos olvidamos y, aunque sea un poco, nos ponemos en movimiento.
Y qué mejor momento que ahora que se viene el 1º de mayo!

No hay Comentarios

Elegía

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Miguel Hernandez

2 Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: