Manifestación de Atento en A Coruña


Ayer en A Coruña se concentraron aproximadamente la mitad de la plantilla de la empresa Atento, convocados por la CGT, y se manifestaron durante dos horas por varias calles céntricas de la ciudad. La presión policial fué importante (por momentos no se sabía si los furgones policiales nos seguían o nos empujaban).

El motivo de la protesta es que la empresa ha despedido a 84 trabajadores del servicio del 11822, (el “tidós”) alegando disminución de llamadas en el servicio, aunque al tiempo de los despidos los trabajadores no daban abasto con las llamadas, y además ha forzado el traslado de 27 trabajadores del 1004 a León, sin ninguna circunstancia que lo justifique, porque las llamadas telefónicas se pueden atender exactamente igual en León que en A Coruña. Evidentemente la intención última es forzar a que estos trabajadores renuncien, puesto que con el sueldo que cobran no pueden pagarse una mudanza y establecerse en otra ciudad. Todo esto sin respetar a delegados sindicales, madres y embarazadas con especial protección legal, etc. Y todo esto con la displicencia o el beneplácito de la inspección de trabajo, que habiendo sido informada de todo, y habiendo participado en las “negociaciones”, no ha hecho absolutamente nada.

Mientras esto sucedía, los sindicatos oficialistas se atrofiaban, unos, por la inyección de ego que les provocaba el ir sentándose en despachos importantes a “negociar” con cabecillas, sin darse cuenta, aparentemente, de que les estaban tomando el pelo, mientras otros con mejores intenciones se dispersaban y confundían la tarea sindical con la campaña política de sus líderes. Créanme, en este último caso, que valoro la lealtad, pero deberían definir a quién se la deben primero: a los trabajadores que representan o al partido que les acaricia la cabeza.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: