Me aburro y veo pelis: Aeon Flux y La Marca del Lobo


Hoy me he levantado temprano para hacer trámites y me ha sobrado demasiado tiempo, así que me he puesto a ver las películas que a la Hormiga no le interesan aprovechando que ella no está.

En primer lugar: Aeon Flux. Una boludez. Seguramente muchos hayan visto la serie de animación de MTV, en la que una mujer flaca, con gesto desagradable y vestida de cuero como una dómina corre por una ciudad futura matando gente entre ríos de sangre. Al menos recordarán la presentación, con un ojo atrapando una mosca a modo de planta carnívora, con un toque buñuelesco.

aeonflux-cartoon15.jpgaeonflux-cartoon10.jpg

Un original excelente que da paso a una película del montón: mina guapa, mucha acción, tiros interminables, saltos atléticos, muchas cosas previsibles y alguna que otra originalidad. Como suele suceder con las películas medidas por el márqueting mas que por el arte, todos los actores son jóvenes, guapos y en edad de merecer, salvo uno que teóricamente tiene 450 años y aparece en pantalla unos 30 segundos. La ambientación está muy bien, y resulta atractiva la presencia de texturas líquidas en todos lados: ordenadores líquidos, pantallas líquidas, mensajes líquidos. Esto tiene sentido si tenemos en cuenta que la serie tuvo su origen en un espacio de la cadena musical llamado “liquid television“, donde presentaban cortos de animación. Con respecto a la serie original le faltan chorros y chorros de sangre, han eliminado el asco, la sensación de estar chapoteando por cloacas donde la sangre y las aguas servidas se mezclan y apestan; y todos aquellos personajes huesudos, patéticos, con gestos de asco, completamente expresivos y dinámicos, han desaparecido dando paso a actores de pasarela, con caras rígidas y aspecto aséptico. No mejora en ningún momento, y el final es una tontería tópica que te deja completamente indiferente. Yo creo que si hacían un brainstroming con 4 ó 5 adolescentes podían sacar una docena de finales mucho mejores.

key-art-bc-vcd.jpgLa segunda película (sí, ya se, tengo mucho tiempo al pedo) fué “La Marca del Lobo“. Una de licántropos. En realidad es una película romántica adolescente en la que una chica-loba se enamora de un chico de la especie equivocada (humano) y su familia (hombres-lobo) lo ve muy mal. Nadie es realmente malo pero se encuentran en polos opuestos de la sociedad-naturaleza. Lo mas destacable es que no han abusado de los efectos especiales. Han usado lobos reales, que resultan mucho mas bonitos que un actor maquillado, y cuando son humanos van dando brincos como yamakasis, lo cual a veces resulta atractivo porque los demuestra salvajes, pero cuando abusan (y lo hacen) parecen payasos dando saltos innecesarios. Las transformaciones no son espectaculares, solo una luz, unos vapores y zas, donde habia una persona aparece un can o viceversa. Un buen detalle es que se sacan parte de la ropa antes de transformarse, al empezar la cacería se quedan a pecho descubierto los chicos, y las chicas en camiseta, y así salen corriendo hasta que se transforman. La ropa que queda, como siempre, desaparece, así que habría sido mejor que se quedasen todos en bolas y corriesen por el bosque desnudos hasta transformarse, pero eso evidentemente les habría acarreado problemas de distribución a la película. La protagonista es muy guapa; mas bien robusta, se la ve como una chica ágil y fuerte y no como una modelo de 50 kilos poniendo cara de mala. Rodada completamente en Bucarest, la ambientación europea resulta bastante agradable. Fuera de estos detalles, la historia es un bodrio, los personajes son pobres y las crisis resultan forzadas, uno se queda pensando: “pero si eso lo podían haber arreglado tomando unas cervezas en el bar”. Y peca de lo mismo que la película anterior: casi todos los personajes, salvo un par, son veinteañeros. En una jauría de hombres lobos cualquiera, de las de toda la vida, uno esperaría ver jóvenes ágiles, adultos fuertes, viejos astutos… aquí solo hay jóvenes ágiles y no muy inteligentes, y un adulto fuerte que los dirige.
Una película linda de ver. Los paseos por la ciudad, las jaurías de lobos corriendo por el bosque, la chica guapa… La historia solo atrapará a los aficionados al romance de telenovela.

  1. #1 by Panza on 28/05/2008 - 19:43

    Eha gracias por el aviso!
    Los peores finales son los de las pornos, muy predecibles.

    Un abrazo!

(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: