Y hoy, por ser un corrupto, no comes postre


Acabo de leer en varios medios de prensa online que otro alcalde ha sido condenado por “prevaricación urbanística” (según la agencia EFE). La condena asciende a 8 años… de inabilitación para ejercer cargos públicos. ¡Carai! pobre hombre, no podrá presentarse a oposiciones.

Si alguna vez resulto condenado por algo, espero que la pena sea una inhabilitación, digamos, de 8 años para ejercer la medicina.

  1. #1 by migue on 15/04/2008 - 18:17

    Cuando escucho estas cosas me viene a la mente una historia que ocurrió en Lanzarote hace algunos años. Un hombre ya entradito en años, sin trabajo, hambriento, mató un lagarto protegido para comérselo. Y se lo comió. Le costó un par de millones de pelas de multa (creo recordar que se declaró insolvente) y unos cuantos meses de cárcel. La Justicia no sólo es injusta, es irónica.

(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: