Se van de rositas


y aquí no ha pasado nada…

Delito urbanístico, corrupción de un funcionario público… cuesta 7200€

¡SI ES QUE SOMOS GILIPOLLAS! Hay que robar mucho, robar bien, abusar de las instituciones públicas, pasarse por el forro la democracia y las obligaciones adquiridas con la sociedad, ¡porque sale bartísimo! Porque poner cracks en una página web sale a dos años de cárcel y 40mil euros. Y cambiar una bandera sale a 105 días de cárcel. ¡Cambiar una bandera es ultraje a españa, pero ser un funcionario público corrupto no!

  1. #1 by Sergio on 11/04/2008 - 11:40

    Más allá de decirte que estoy completamente de acuerdo con vos, no sé que más comentarte. Todos saben que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico vaya a la cárcel (esta frase no es mía, si no es tuya la robé de otro lado) y sin embargo nada se hace para prevenirlo o solucionarlo por parte de quienes tienen la obligación de hacerlo, esto es, el poder legislativo.

    ¿Pero cómo exigirles a quienes ocupan bancas en el senado y diputados que promuevan leyes que luego han de servir para condenarlos a ellos o sus adláteres? ¿A quien se le pudo ocurrir que los políticos harían leyes duras para contener y frenar la corrupción de la que ellos se benefician? Debería corregirse esta falencia de la democracia ¿Pero cómo?

    Por otra parte, si todos somos integrantes del mismo Estado ¿Por qué todos no somos igual de importantes para ese mismo Estado? ¿Preocupa más que alguien gane, supuestamente, uno o dos millones de Euros menos que el hecho de que un millón, o más, de ciudadanos pasen hambre?

    Y este es mi problema, no sé que decir, pero igual me enrollo.

    Un abrazo.

  2. #2 by hormiga on 12/04/2008 - 12:52

    Al hilo de tu cita quiero puntualizar que hace poco me enteré de que lo del “camello” se debía a una mala traducción y que en el original se referían a “soga”. Y … lógico no? Lo del camello ya sonaba a exagerado, al finl aún van a tener posibilidad los ricos de entrar en el reino de los cielos, jejeje
    Referencia al camello y la soga de Estibaliz Espinosa en el post herrando:

    “Non se queda curto o libro dos libros: polo visto, inclinado sobre a traducción da súa Biblia, San Xerónimo colleu a palabra kamelos e traducíuna alegremente [tivo que ser alegremente] por camelo. Xa nolo advirten as vellas profesoras de inglés por riba dos seus anteollos: coidado cos false friends, children. San Xerónimo non tiña profesora de inglés. E do hebreo colleu kamelos [vocablo que designaba as sogas de amarre dos barcos ao porto] e logrou que todos os fieis imaxinaran a un animal con chepa pasando polo ollo dunha agulla, no canto dun cabo de esparto groso. Debo dicir, en defensa do desvalido San Xerónimo, que louvo insidiosamente esa errata porque resulta ben máis coherente co eterno deserto bíblico [o de Moisés, o do maná, o da meditación de Cristo] un camelo intentando a proeza da agulla que un rudo pescador tratando de enfiañar un cabo de soga. Na segunda imaxe xa hai algo dos irmáns Marx que, seica, distraería a nosa devoción…”

  3. #3 by Sergio on 13/04/2008 - 13:49

    Más precisamente, la palabra griega kamelos designa a las sogas gruesas que se utilizan para amarrar un barco al muelle. Y alho muy interesante y que verdaderamente yo desconocía por completo es la anécdota referente a Elio Antonio de Nebrija que encontrarás aquí: http://etimologias.dechile.net/?camello-o-aguja

    Un abrazo.

  4. #4 by Juanmi on 13/04/2008 - 20:23

    Muy bueno el berrinche de don Elio Antonio de Nebrija, no puedo evitar que me caiga bien el hombre.

    Pero volviendo al post original, a mí lo que me desconcierta, y mucho además, es que aún hoy en día, en sociedades supuestamente democráticas donde todos los ciudadanos son iguales, basta con sacarse “el taco de billetes” para recibir un trato distinto.

    Que un señor pueda rascarse el bolsillo y pagar la cantidad que sea para reducir, o paliar su pena, me parece indignante, además de cosa mediaval. ¿No fue precisamente eso lo que Lutero criticó de la Iglesia Católica, que el personal pudiera pagar para borrar su registro de pecados?

    ¿Cómo es esto? De verdad, ¿es que realmente pensamos que sólo las personas con recursos (sin ni siquiera entrar en si éstos son legítimos o no) tienen derecho a un mejor trato, o es más bien que nos han enseñado a adorar tanto al capital que lo asumimos como un criterio válido ni siquiera nos lo planteamos?

    Será porque nunca he tenido un duro ni me he creído que lo vaya a tener nunca, pero a mí eso de pagar pa no ir a la cárcel, o que para actuar contra el derroche de agua en Andalucia se hable de subir la factura, me parece una desfachatez. Si no hay agua suficiente, pues no hay agua y punto, se hace un baremo de personas y litros, y que cada uno vea en qué usa el agua que le toca como igual, pero que no sea un tema de ver quién puede pagar para darle un manguerazo al coche o regar su jardín mientras hay gente que deba decidir si duchar a todos los hijos o llegar a fin de mes.

    Agua y Justicia para todos por igual, y que le den por culo al dinero.

(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: