Después de la persecución ¿qué queda?


Después de haber arrastrado su nombre por el fango, después de tantas mentiras, sale por fin la sentencia del tema de sedaciones en el Severo Ochoa. ¿Se le puede resarcir a alguien tanta inquina? Es alucinante que los que participaron mintiendo y acusando a inocentes se queden ahora tan anchos con cara de “yo no he sido” y “qué bien que la justicia se pronuncie”.

En fín, sigamos consintiéndolo, para eso tenemos nuestra mentalidad cristiana ;). A ver…, sí, ya tengo la otra mejilla lista, denle a lo del aborto…. ¡Anda! ahora que me fijo, no me quedan más mejillas, ya me las gastaron…

Más en Los efectos secundarios de la persecución al Severo Ochoa en Escolar.net

  1. #1 by migue on 29/01/2008 - 13:17

    Supongo que los médicos afectados podrán ahora denunciar por injurias, porque si hacer un dibujo de felipin dándole por detrás a la leti es una calumnia, que será acusar a un médico de matar a sus pacientes cuando lo único que pretenden es aliviar el dolor a un moribundo. Y ya puestos, que denuncien también los pacientes que durante estos años han sufrido más dolor del necesario por culpa de la campaña.

  2. #2 by Sergio on 31/01/2008 - 11:36

    Después de la persecución queda un regusto amargo, un sentimiento de indefensión en aquellos que aún tienen conciencia y ganas de pensar porque ¿Que le impide a un miembro del gobierno hacer lo mismo con otros? Denunciar, separar del cargo, esgrimir pruebas no comprobadas, aceptar las palabras de cualquiera sin antes saber quien es o haber considerado sus intereses verdaderos, es algo que ya se hizo durante la inquisición con los resultados que todos conocemos.

    Esta ha sido una operación inquisitorial desarmada, afortunadamente, por la justicia. El problema es que se ha tardado demasiado y que los acusados de este crimen no cometido deberían ser resarcidos en sus cargos y recibir una indemnización justa por los daños, morales y económicos, que sufrieron, pero ese resarcimiento económico (jamás adecuado porque los daños emocionales y morales no se curan con dinero) no ha de provenir solamente de las arcas del Estad, ha de provenir del bolsillo particular de aquellos funcionarios que haciendo mal uso del poder que en sus manos puso el pueblo crearon esta situación deshonrosa, al final, para ellos.

    Un abrazo.

(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: