La tele es mía


Ya hace tiempo que creo (y es bien sabido) que la televisión es un elemento disgregante de la familia (y congregante en el bar, todo sea dicho). Por otro lado, mi opinión sobre los bancos no podría ser peor.

Por eso no me sorprendí mucho al ver una publicidad en una sucursal bancaria: “¿De quién es la nómina? La televisión también” . No les quedó mucho por decir, quizás podrían agregar “tu vete a lavar los platos y a cambiar pañales”

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: