Los Toreros Muertos


Si, ya se que soy un blogero de pacotilla, que aflojo por una miserable sandía. Los blogueros de antes no comían sandia…

Pero por suerte ya me recuperé, justo a tiempo para ir al concierto de los Toreros Muertos en la playa de riazor.

Y que divertido ha estado eh! No es que sea un admirador del grupo, pero me caen muy bien. “mi agüita amarilla” me trae buenos recuerdos. Además Carbonell me da esperanzas: me demuestra que se puede llegar a los 45 y seguir siendo un boludo, contando chistes pelotudos, mostrando la barriga en público y cantando como un mocoso.

Los que dicen que la edad te cambia mienten. Cambian porque quieren. Se vuelven viejos. La edad es cuestión de tiempo, la juventud y la vejez son otra cosa. Espero no olvidarme.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)


A %d blogueros les gusta esto: